Afficher le menu
Information and comments (0)
<<   1, 2, 3, ..., 7, 8, 9   >   >>

Info:
Unfortunately no additional information has been added for this RP.

[RP] La Iglesia

Nicolino
Entre las tres iglesias que albergaba la estructura fortificada de aquel monasterio rodeado de pinos y frondosa vegetación mediterránea, se encontraba aquella. Esta Iglesia, albergaba un especial significado. La tradición, la enlazaba con los primeros mártires de la Iglesia, y de la orden.

Su estructura, quizás cuya piedra fundacional fuera puesta en el siglo VII, mostraba el desgaste de las piedras, y emanaba cierta santidad...



_________________
Arturo_cascos
Arturo repasaba la lista de acontecimientos que le habían llevado a aquella iglesia: conocer a los padres de Aleida, conversaciones con hachas de por medio, la promesa que le había hecho a Dimirio y que estaba rompiendo... No podía dar crédito a lo que su vida había cambiado en poco tiempo.

Se encontraba muy seguro del paso que daría con la Iglesia. Iba a bautizarse. Tristemente ataviado, para su desgracia, entró en la iglesia. Esperándole en aquel templo estaba el Padre Nicolás, el cual lucía un aspecto soberbio para la ocasión, lo cuál hizo que el vaquero se sintiese aún más avergonzado por sus harapos.

"Eminencia y Reverencia, Don Nicolás. Vengo como sabéis a bautizarme"-dijo muy seguro.
Nicolino
El Borja decidió interpretar los atavíos de Arturo como la humildad de un penitente, que viniera a redimirse ante los ojos de Dios, tras peregrinar a la mismísima Roma. Últimamente, el Duque prefería ser "optimista" respecto a la realidad que le deparaba a su hija: Su prometido, no sería un vaquero, sino un terrateniente, y no viajaría con harapos, sino con ropajes de penitente, mostrando simpleza ante Dios.

Y, cuando este se presentó ante él, Nicolás notó su fervor. No era mal hombre, simple quizás, pero parecía albergar en su corazón la inocencia de un niño. Como buena parte del campesinado...


-Arturo, bienvenido seáis. Esta iglesia se encuentra en la Abadía della Tre Fontane. Es una de las posesiones de la Orden de la Estrella de Christos...y al parecer estamos solos aquí.

Aún así, tomó el libro de las Virtudes, y leyó:

Libro de las Virtudes - Capítulo VII El Eclipse wrote:

    2.- Respondí: “Comprendí el sentido de la Salvación: cuando un humano vivió en la virtud, conforme a Tu divina palabra, transmitida por el profeta Aristóteles y por Christos el Mesías; le concedes el derecho de acceder en estos lugares, al Paraíso, en el seno del Sol. Si él se aparta de la virtud, negándose a escuchar Tu divina palabra; que se entrega a los placeres terrestres, al egoísmo, a la tentación, a divinidades falsas; Tu sabiduría infinita te hace envíarlo a Infierno, en la Luna, para ser castigado allí por toda la eternidad. Nos quieres, pero también nosotros debemos quererte.”

    3.- Entonces Dios me dijo: “Ahora, el tiempo de elegir se acabó para ti. Puedes decidir aceptar la muerte. En ese caso, juzgaré toda tu vida: los momentos cuando supiste caminar por la virtud y los momentos donde te apartaste de ella. Si entonces juzgo que lo mereces, te reunirás junto a los elegidos para una eternidad de alegría y de felicidad. Pero si juzgo que tu vida no fue bastante virtuosa, conocerás una eternidad de tormentos en el Infierno. Pero, si crees que tu tiempo todavía no ha sido suficiente, que todavía no hiciste tus pruebas delante de Mí, puedes volver a la vida.”


-La enseñanza es simple. Si obráis según la Palabra de Aristóteles, y según la Voluntad de Dios, viviréis en la Virtud, y seréis salvado, ascendiendo al Paraíso Solar.

Sino, seréis condenado a mil suplicios, tras ser juzgado por el Altísimo...y en la tierra, por vuestros semejantes.

Pero, para obrar acorde a la enseñanza divina, debéis antes, conocerla. Y eso os obligará a llevar una vida de devoción: a acudir a los oficios, a rezar con fervor. Si hacéis eso, vuestra alma será salvada.

¡Que Palabra de Aristóteles os guíe y la Revelación os ilumine!

_________________
Arturo_cascos
Arturo había visto cientos de bautizos en la Seo. Para él era tan corriente como el cuidado de sus reses.

Cuando Don Nicolás empezó la lectura de "El Eclipse" Arturo no pudo evitar mover los labios en silencio, como si recitara él mismo el texto. Una vez acabó de decir todo el párroco, Arturo dijo con una voz, tan solemne, que no le parecía la suya propia: "Amen".
Nicolino
Nicolás, habiendose visto satisfecho con la respuesta de Arturo, decidió continuar, preguntando:

-¿Reconocéis a Dios como el motor del mundo, el pensamiento supremo y la causa eficiente y final del mundo?¿Reconocéis la Santa Iglesia Aristotélica como vuestra guía en el conocimiento de Dios, y juráis permanecerle fiel así como a su pontífice, el Papa y a la Iglesia aristotélica, única representante en la Tierra del Ser Divino?
_________________
Arturo_cascos
"Sí, lo reconozco y sí, lo juro"-respondió el campesino con fuerza y mirando a los ojos del sacerdote.
Nicolino
Y ante su respuesta y su mirada sincera, el Borja prosiguió:

¿Aceptáis todo esto de vuestra propia voluntad para la salvación de vuestra alma y para gozar de la resurrección cerca de Dios en la contemplación Eterna de Su Belleza? ¿Deseáis que vuestro nombre sea conocido como bautizado y siervo de Dios Todopoderoso?
_________________
Arturo_cascos
"¡Lo acepto de mi propia voluntad y sí, lo deseo!"-Respondió el joven
Nicolino
El Borja, se acercó a la pila bautismal de mármol, relegada a una de las estancias paralelas de la Iglesia, y tomando un cáliz de oro, sentenció:

-En ese caso, venid ante mi, para que os bautice con la autoridad de Dios.
_________________
Arturo_cascos
¡Deseo pertenecer hoy a la Iglesia Aristotélica! ¡Bautíceme, padre!
Nicolino
El Borja, con el cáliz entre sus manos, lo hundió para que el agua lo llenara, y alzó la copa, pronunciando las palabras de consagración, según el rito en latín.

Se hizo un silencio sacro, y arrodilló al bautizado. Vertió ceremoniosamente y de a poco, el agua en la cabeza del bautizado, diciendo solemnemente:


-Os bautizo en nombre de nuestra Santa Madre la Iglesia Aristotélica, Portafora de Verdad y Legado de Christos, por la amistad de los Santos y por el amor del Padre de la Humanidad, que es el Dios Único, quien en su Infinita Sabiduría os hermana con todos los aristotélicos, su pueblo, extendido sobre la faz de la Tierra.

Así estáis purificados por la gracia del Todo Poderoso. Vuestras faltas son perdonadas. Vuestra alma queda liberada de los temores del infierno, siempre que vuestra vida sea virtuosa.

Recibid esta vela encendida que representa vuestra alma purificada,




Y esta medalla que representa la Palabra de Aristóteles,


_________________
Cristianovignolo
El Asburgo cabizbajo entró por la puerta de iglesia, en se momento aquel era un humilde templo, sin muchos lujos. Pero los augurios del futuro traerían riquezas y reliquias para la iglesia de la Estrella de Christos, orden llamada para guiar al buen rebaño por la senda del Altísimo, además de perseguir a las ovejas descarriadas, para que su infecta corrupción no atraiga a más inocentes por el angosto sendero de la Criatura Sin Nombre.

Tomó asiento cercano al altar mayor, miró al mismo pero un instante dejó la mirada perdida, previamente entre cruzó sus manos.

- Padre, profetas Aristóteles y Christos, San Noël al que hoy te veneramos, dame fuerzas para llevar mi ministerio al rebaño aristotélico. Hizo una pausa No soy más que un corrompido e imperfecto hombre, pero mi alma se mantendrá firme al contemplar vuestra grandiosa virtud.

Creo en Dios, el Altísimo Todopoderoso,
Creador del Cielo y de la Tierra,
de los Infiernos y del Paraíso,
Juez de nuestra alma en la hora de la muerte.

Y en Aristóteles, su profeta,
El hijo de Nicómaco y Faestis,
enviado para enseñar la sabiduría
y las leyes divinas del Universo a los hombres perdidos.

Creo también en Christos,
Nacido de María y Giosep.
Dedicó su vida para mostrarnos el camino del Paraíso.
Por ello después de haber sufrido con Ponce,
Murió como mártir para salvarnos.
Alcanzó el Sol donde lo esperaba Aristóteles a la derecha del Altísimo.

Creo en la Acción Divina,
En la Santa Iglesia Aristotélica Romana, Única e Indivisible;
En la comunión de los Santos;
En el perdón de los pecados
Y en la Vida Eterna.

AMÉN
Tiberius_Alejandro
Largo había sido el viaje desde Valencia, pero aquel lugar era el adecuado, no, en realidad era el necesario para poder encontrarse y sanar algunos demonios que llevaba dentro. Habían hecho bien en mandarle a Roma.

Después de que el abad le preguntara si estaba bautizado y ante la sorpresa de que no lo estuviera, le invitó a que lo hiciese, claro, esto luego de una serie de amenazas y condenas sobre el infierno que les esperaba a los no bautizados. Sin embargo, no fueron las amenazas lo que le hicieron elegir el bautizo, ni tampoco fue la fe o devoción, sino que le movió la idea de que para que se hiciese lo que él quería hacer, debía seguir estos preceptos.

Previa conversación con el Abad, que por buena o mala casualidad también estaba en Roma, y en la dicha abadía, ingresó a la iglesia donde había acordado sería su bautizo. Caminó hasta el altar mayor donde se hallaba el prelado, conservó serenidad y se posó frente a él


- Abad, conozco los preceptos de nuestra madre iglesia y lo que manda. Estoy aquí para ser bautizado.
Nicolino
Nicolás no era Abad. Era el Praepositus Generalis de la Orden. El General de la Orden. Eso era más que Abad, y lo investía del mismo rango que un Obispo. Aún así, obvió las precisiones técnicas. Demasiados tecnicismos, solían marear tanto a la feligresía como lo hacía la burocracia.

Indiferente respecto al pasado de Tiberius y cuáles eran las razones que le llevaban allí, el conocía que el catecúmeno reunía los requisitos para iniciarse en la Fe Aristotélica: Temor de Dios, y conocimiento de las bases del Dogma. Así pues, estaba dispuesto a celebrar el sacramento que dejaría para él, entreabiertas las puertas del Paraíso, si no caía en las manos de Lucifer a lo largo de su existencia.

El Borja abrió el Libro de las Virtudes, y leyó:


Libro de las Virtudes - Capítulo VII El Eclipse wrote:

    2.- Respondí: “Comprendí el sentido de la Salvación: cuando un humano vivió en la virtud, conforme a Tu divina palabra, transmitida por el profeta Aristóteles y por Christos el Mesías; le concedes el derecho de acceder en estos lugares, al Paraíso, en el seno del Sol. Si él se aparta de la virtud, negándose a escuchar Tu divina palabra; que se entrega a los placeres terrestres, al egoísmo, a la tentación, a divinidades falsas; Tu sabiduría infinita te hace envíarlo a Infierno, en la Luna, para ser castigado allí por toda la eternidad. Nos quieres, pero también nosotros debemos quererte.”

    3.- Entonces Dios me dijo: “Ahora, el tiempo de elegir se acabó para ti. Puedes decidir aceptar la muerte. En ese caso, juzgaré toda tu vida: los momentos cuando supiste caminar por la virtud y los momentos donde te apartaste de ella. Si entonces juzgo que lo mereces, te reunirás junto a los elegidos para una eternidad de alegría y de felicidad. Pero si juzgo que tu vida no fue bastante virtuosa, conocerás una eternidad de tormentos en el Infierno. Pero, si crees que tu tiempo todavía no ha sido suficiente, que todavía no hiciste tus pruebas delante de Mí, puedes volver a la vida.”


-La vida Eterna se consigue por medio de la Iglesia, por medio de la vida virtuosa, por medio del rechazo a la herejía, que corrompe y condena al alma. Sea así vuestra vida, si deseáis ser salvado.

¡Que Aristóteles os guíe y la Revelación os ilumine!

_________________
Tiberius_Alejandro
Oyó el bla bla bla del sermon del Abad, y todas esas cosas que en las ceremonias de este tipo eran comunes. No era que a Tiberius no le importase el momento, era simplemente que no era facil de emocionarse, eso era algo que tal vez debía mejorar, o por lo menos aparentar.

- Amen. Abad General, Glorioso Praepositus Generalis, Padre Obispo, Rector de almas y de la Orden que dirigís, Pastor nuestro, de los abnegados hijos vuestros de Valencia - dijo, y lo dijo con todos los títulos eclesiasticos que podía decirle, pues vió que llamarle Abad tan sencillo sonaba, y no podía tamaño hombre ser menos o merecer tan poco.

Se inclinó con reverencia ante él para continuar la ceremonia
See the RP information <<   1, 2, 3, ..., 7, 8, 9   >   >>
Copyright © JDWorks, Corbeaunoir & Elissa Ka | Update notes | Support us | 2008 - 2020
Special thanks to our amazing translators : Dunpeal (EN, PT), Eriti (IT), Azureus (FI)